KO Series #58-H: $150K Gtd [8-Max]. $320 de buy-in. Comienza en

3 horas
53 minutos
40 segundos
Regístrate ahora
Close

Poker School

Torneos con rebuy

En esta sección hablaremos de los rebuys, incluido:

Cómo funcionan los rebuys (y add-ons)

La mayoría de torneos que ve online y en la televisión son freezeouts (si se le acaban las fichas, está fuera). Pero en algunas competiciones, se le permite recargar sus fichas – o hacer un rebuy. Si el juego es de buy-in doble, también puede regresar al juego si se le acaban las fichas completamente.

Según las reglas concretas, puede hacer tantos rebuys como quiera o solo en ciertas fases (o solo si sus fichas bajan de un nivel determinado). Algunos juegos también tienen un periodo de "add-on" en el que se tiene la oportunidad de comprar más fichas. Tras acabarse los rebuys y add-ons, el resto del torneo es freezeout.

Para aprovechar al máximo este tipo de juego, necesita tres cosas: unos cuantos re-buys en su bolsillo, una buena actitud de juego y un prestar atención a lo que hacen los demás – tanto durante los rebuys como después.

Cómo presupuestar los rebuys

Si entra en un torneo con rebuy, debe estar preparado para el rebuy. Después de todo, los demás lo harán, y si no tiene muchas fichas lo pasará mal. Así que si el buy-in es $10, deberá presupuestar $30-$50 para todo el torneo.

También debe consultar cuántas fichas recibe, ya que a veces los add-ons son más rentables. Por ejemplo, si consigue el doble con el mismo dinero en un add-on, quizás quiera pasar de los rebuys, jugar "tight" (con cuidado) para que las fichas le duren más y esperar.

Estreategia de juego

En los torneos freezeout se suele jugar tight (retirándose con todas las manos excepto con las mejores), al menos en las etapas iniciales. Con un rebuy pequeño, verá que los jugadores hacen all-in desde el inicio con parejas bajas o una carta alta. Es su oportunidad de conseguir fichas.

Su lavor es intentar camuflarse sin hacer muchas apuestas. Con unas cuantas subidas, faroles y el aislado all-in debe valer. Cuando llegan los rebuys, el tamaño de las apuestas aumenta. Luego, cuando tenga una buena mano, sus oponentes se enfrentarán a su juego – y usted se llevará el bote.

Mantener el control

Lo más difícil de esta estrategia es que al imitar ser un maníaco (alguien que juega descontrolado) se puede convertir en uno fácilmente. Recuerde no perder el control.

Por ejemplo, si ha tenido suerte con algunas manos alocadas y ha duplicado su pila, es hora de calmarse y retroceder un poco. Los demás no se darán cuenta de su cambio de ritmo automáticamente, y no merece la pena perder la ventaja si la siguiente mano sale mal.

Y si las cosas no han ido bien, no se vea obligado a hacer un rebuy. Si es al principio y está en una buena mesa, quizás merezca la pena. Pero si está en una mesa mediocre o difícil, quizás quiera ser más tight y esperar a la fase freezeout.

Tras el freezeout

Tras finalizarse los rebuys y add-ons, está en un freezeout (no hay más fichas ni para usted ni para nadie). Para aprovechar el juego al máximo en esta fase, debe observar a sus oponentes y ver si sus estrategias ha cambiado.

Por ejemplo:

  • ¿Se han dado cuenta que deben jugar de forma diferente?
  • ¿Han utilizado algún add-ons o extra rebuys? ¿Cuántos?
  • ¿Cuántas fichas tienen ahora comparado con las ciegas y la pila media (en su mesa y en general)?

Si puede detectar este tipo de información (especialmente comparado con los otros eventos que ha jugado), está en el buen camino para la mesa final.