Cash splash hour comienza en

Días
0 Horas
2 Minutos
4 Segundos
Juega ahora
Close

Poker School

Aprenda trucos avanzados sobre buy-ins y aumente su saldo | partypoker

Empezar con un buy-in grande le puede dar mucho poder, pero una pila baja le puede dar una ventaja táctica. ¿Así que qué es mejor? Aquí le guiamos por los pros y contras del buy-in de diferentes importes, incluido:

Cuándo es útil un buy-in mínimo

Tradicionalmente el poder short-stack siempre ha sido una tragedia para los jugadores que esperan ganar grandes premios sin apostar demasiado. Y si juega en una mesa fuerte (por ejemplo una mesa loose-agresiva de seis jugadores) a veces no es mala idea hacer un buy-in menor.

Imagínese que juega una partida $2/$4 no-limit. El buy-in máximo es $400, pero usted lo hace por $200. Eso le da espacio para respirar, pero una apuesta grande o all-in haría que sus oponentes se lo pensaran. También le puede ayudar a no meterse en problemas.

Digamos que tiene A♥ K♦ en el botón y sube a $16. El jugador de la ciega grande (del tipo agresivo) hace re-raise a $48. Si usted tuviera más fichas en la mesa, tendría un problema. Le sería difícil igualar, porque a no ser que consiguiera un as o un rey en el flop, y el otro jugador volviera a subir, así se acabaría la cosa – tendría que retirarse.

Pero con una pila baja, simplemente puede hacer all-in. A menos que su oponente tenga una mano fabulosa, probablemente se retirará.

Una pila baja le da una mentalidad de juego diferente – lo cual no es malo. Por esa razón, es posible que le interese hacer un buy-in bajo por el momento antes de intentar jugar deep-stack.

Cuándo hacer el máximo buy-in

Si está en buena forma y cree tener ventaja sobre los demá jugadores de la mesa, lo mejor es hacer el máximo buy-in. Luego, cuando sus oponentes comience a cometer errores, puede adelantarse y ganarles todas sus fichas.

Las pilas grandes también son mejor para el juego post-flop, cuando se enfrente a diferentes proyectos.

Digamos que sube a $8 con 10♣ 10♥ en el botón en una mesa $1/$2 table. Tres jugadores igualan, y el flop es 10♦ J♦ 4♠. Fabuloso. El jugador de la ciega pequeña apuesta por el bote completo de $32 y (sorpresa, sorpresa), tanto el jugador de la ciega grande como el que limpea en posición media igualan. El bote es ahora $128 y le quedan $192.

Aquí es dónde puede hacer su jugada. Al hacer all-in, protege su mano de cualquier carta peligrosa que pueda salir. Los otros jugadores – que probablemente tengan proyectos – piensan que pueden ganarle. Gran error.

Así que resumamos:

Con un buy-in mínimo

  1. Las deciciones son más fáciles. En vez de que los demás le suban, simplemente haga all-in. Trabajo realizado.
  2. Recibirá dinero con más frecuencia, ya que los jugadores con pilas aún mayores se pueden permitir llegar a ver sus cartas.
  3. Menos manos iniciales significan un juego más sencillo – algo fabuloso para jugar multimesas.

Con un buy-in máximo

  1. Puede desafiar a los jugadores con manos marginales.
  2. Puede proteger sus manos buenas y presionar a los demás a cometer errores.
  3. Puede invertir en su imagen de mesa para que un buen flop merezca la pena - y permitirse grandes faroles (ya que nadie está en posición de igualarle).

Como siempre, depende de la situación y de contra quién juegue.